Herencias

¿Pueden los padres desheredar a sus hijos? - artículo de opinión de Nuno Cardoso-Ribeiro en Público

Artículo de opinión de nuestro coordinador en Público el 16/01/2023, sobre la posibilidad de que los padres deshereden a sus hijos. Lea el artículo en la web de Público o la traducción y el pdf a continuación:

«Sabemos que a veces las relaciones conflictivas entre dos seres humanos resultan frágiles o incluso inexistentes. Y estos lazos rotos pueden llevar al deseo de desheredar a un hijo.

La ley establece la lista de los que, a falta de testamento, pueden ser herederos de otro: abuelos, padres, hermanos, cónyuge, hijos, nietos, bisnietos, tíos, primos, entre otros, y el propio Estado puede heredar. Y algunos de estos herederos no pueden ser retirados de la herencia por testamento. Son los llamados herederos legítimos, entre los que se encuentran los hijos.

Sin embargo, el Código Civil prevé causas para desheredar a un hijo de su padre o de su madre.

La desheredación puede tener lugar cuando el hijo haya sido condenado por un delito cometido contra la persona, bienes u honor de su padre o cónyuge, o de cualquier descendiente, ascendiente, adoptante o adoptado, siempre que el delito lleve aparejada una pena superior a seis meses de prisión y haya sido cometido con alevosía. Así, quien comete un delito contra su madrastra, o su abuelo paterno, etc., puede ser desheredado por su padre.

Una segunda posibilidad es cuando el heredero ha sido condenado por acusación calumniosa o falso testimonio contra estas mismas personas. También puede haber desheredación cuando el heredero incumple el deber de asistencia a sus padres, es decir, negándose a proporcionarles alimentos sin causa razonable.

Fuera de estos casos, la desheredación del hijo por el padre no es posible, por lo que se recurre a artificios para eludir la prohibición legal. En estos casos, el titular de la herencia dispone de ella, por ejemplo vendiéndola, de forma simulada o no, para que en la fecha del fallecimiento no quede nada por heredar. Por supuesto, en el caso de las ventas simuladas, el heredero perjudicado puede intentar impugnar el acuerdo ante los tribunales.

Tras el fallecimiento de los padres, también puede ocurrir que el hijo sea declarado indigno de heredar. Esto significa que, si hay motivos suficientes, algún otro heredero o el Ministerio Fiscal pueden presentar una demanda contra el hijo del fallecido para impedir que herede. Una vez más, sin embargo, esto sólo puede ocurrir en situaciones muy limitadas -por ejemplo, si el heredero ha sido condenado por asesinato (aunque sólo sea en grado de tentativa) del progenitor, ha cometido alguno de los delitos antes mencionados, y también en otras hipótesis relacionadas con la interferencia en la voluntad de los padres (por ejemplo, impidiendo ilícitamente que el padre o la madre dejen testamento a favor de otra persona).

Y todo lo que dijimos anteriormente sobre la desheredación o declaración de indignidad del hijo también se aplica a los casos en los que es el hijo quien pretende desheredar a los padres o en los que la declaración de indignidad se refiere al padre o a la madre.

Como los supuestos de desheredación o declaración de indignidad de un hijo son muy limitados, aplicándose también los supuestos de desheredación e indignidad expresamente previstos en el Código Civil, corresponde a nuestros tribunales evitar injusticias escandalosas ampliando, mediante la interpretación de la ley, la lista de causas de desheredación o indignidad. Así ocurrió en un caso resuelto por el Tribunal de Apelación de Guimarães, en el que un padre, condenado por violar y dejar embarazada a su hija de 15 años, pretendía ser su heredero.

El marco jurídico en el que un hijo puede ser desposeído de su herencia, antes o después de la muerte de sus padres, es, como vemos, muy estricto. Tal vez demasiado estricto en un país donde los ancianos son abandonados en el hospital con una regularidad escandalosa. En este contexto, parece llegado el momento de replantearse el régimen jurídico actual para ampliar el abanico de situaciones de desheredación e indignidad.»

Shopping cart

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Continue Shopping